viernes, 9 de noviembre de 2007

No sos vos, soy yo

Una historia de amor sin frases hechas


Imagen de 'Nos sos vos, soy yo'Imagen: El carácter chino para "amor". (es interesante que unos cuantos de esos trazos parezcan lágrimas)

GeneXus Rocha tiene una personalidad compleja, de eso no hay duda, y para muestra basta un botón: en su incansable afán de expandir sus horizontes, de alcanzar puntos a los que nunca había llegado, de vivir nuevas experiencias y sensaciones, se asocia y relaciona con múltiples er... llamemosle "contrapartes" a falta de mejor nombre, que lo complementan y lo extienden, por así decirlo, si se me permite la expresión.

GeneXus no promete exclusividad, y ellas lo saben, pero como no podía ser de otra manera, a todas les da su atención, les permite expresarse, e incluso les da participación en muchas de sus decisiones. Tampoco pone reparos en que se comuniquen directamente entre ellas e interactúen tanto como quieran: vivir y dejar vivir, ese es su lema. En definitiva, la situación está planteada así, y a la hora de la verdad, todos parecen disfrutarlo y ninguno se queja, a lo hecho pecho, y a otra cosa mariposa.

Pero detenerse es una forma de retroceder; GeneXus lo tiene muy claro y el conformismo nunca fue lo suyo. La vida pasa, el futuro no espera, el show debe continuar, y es tiempo de afrontar nuevos desafíos. Por eso, todos los días nace un nuevo GeneXus.

En ocasiones, los cambios son tales que una o más de las partes se ve afectada, la relación se vuelve incompatible, y será necesario dejarla atrás, por duro que resulte. Sí, es claro que como consecuencia de cada una de estas relaciones, y de la suma de ellas, GeneXus goza de una vida más saludable, disfruta experiencias más enriquecedoras, y por si todo esto fuera poco, aumenta significativamente su poder. Pero también es sabido que un gran poder implica una gran responsabilidad, y a veces, lo que comienza como un pequeño "problemita" en alguna de ellas, puede provocar efectos que irremediablemente se transmitirán al conjunto, y naturalmente todos terminarán sufriendo, de una manera o de otra. No es algo que pueda tomarse a la ligera, alguien debe tomar el toro por los cuernos y cortar por lo sano, para evitar males mayores.

Por eso a partir de ahora, luego de cada cambio importante, GeneXus se cuidará de verificar que aquellas que quieran seguirlo acompañando, estén dispuestas a renovar su compromiso explícitamente. De no ser así, y hasta tanto eso no se cumpla, no habrá otra altertiva que interrumpir la relación. Quizá sea triste, pero así es la vida.

— Tenemos que hablar. Lo he estado pensando mucho, y he llegado a la conclusión de que lo nuestro no da para más. Mirá..., yo ahora estoy en una nueva etapa y ya no puedo volver atrás. Necesito que quienes me acompañen estén dispuestos a aceptarme como soy, para bien o para mal, y seguirme apoyando en cada paso que doy. Creo que sería bueno que nos diéramos un tiempo para reflexionar, cada uno por su lado. Te juro que me duele más a mí que a vos. Te deseo lo mejor. Por supuesto, no sos vos, soy yo.

7 comentarios:

Enrique Almeida dijo...

Jose:
Al mal tiempo, buena cara y no hay mal que dure mil años. Si por mucho madrugar, se amanece mas temprano, prefiero seguir durmiendo un rato mas. Todo lo bueno se acaba y tampoco la pena dura. Nada se pierde, todo se complica. En fin, espero haber sido claro, pues todos sabemos, que no somos nada.

Enrique

Jose Lamas Rios dijo...

Gracias, Enrique:

Más claro, echále agua. :)

guscarr dijo...

Mi vieja siempre dice: "no hay mal que por bien no venga" y la vida me ha enseñado que es tal cual.

¿Qué tiene que ver con esto? ¡qué se yo! se me ocurrió y lo escribí.

Jose Lamas Rios dijo...

Hmm... ¿te estabas riendo, por casualidad? Porque la mía dice "el que a solas se ríe, de sus picardías se acuerda". Quien te dice, hay gente para todo, y hay de todo en la viña del Señor, aunque no hay nada nuevo bajo el sol.

Sin más, le saluda atentamente,

Gabriel dijo...

mas claro echale agua, y agua que no has de beber dejala correr

Anónimo dijo...

Te dije, que no me dijeras eso!
Ahí fue que me dijiste algo que no me gustó,
pero yo no te lo dije,
Me guardé de decírtelo por una cuestión de.... no se como te lo puedo decir.
Hay cosas que no se dicen!.
Yo digo, no?
Digo yo, no sé..
Sé que hay un dicho para decir ésto, pero yo no se decirlo.
Que querés que te diga!.

Jose Lamas Rios dijo...

Del dicho al hecho...